Amortiguadores

Los amortiguadores de MAURER convierten la energía cinética en energía térmica. Este proceso es denominado disipación. Los amortiguadores reducen permanente y selectivamente la energía trasmitida a la estructura por los impactos sísmicos y, con ello, previenen daños debidos a la transgresión horizontal de la aceleración y el movimiento. A este fin, se aprovecha la capacidad de amortiguación de diferentes materiales y de líquidos. Se dispone de sistemas adaptables, así como de los que dependen de la deformación y de la velocidad.

Amortiguadores hidráulicos: MHD

Los amortiguadores hidráulicos de MAURER pueden complementar los sistemas de protección antisísmica usando aisladores con el fin de lograr un comportamiento aún mejor el sistema en lo que respecta a menores fuerzas y desplazamiento para situaciones de carga sísmica, así como para situaciones de carga operativa. Los amortiguadores hidráulicos de MAURER disipan la energía aprovechando el comportamiento viscoso de los líquidos al tiempo que se diferencian de los amortiguadores viscosos lineales convencionales por la fuerza de reacción frente a desplazamientos rápidos casi independientemente de la velocidad. Esto garantiza una amortiguación óptima e impide que se excedan los valores límites de evaluación. En caso de un sismo, un sistema inteligente de flujo de líquido permite movimientos relativos y mantiene la fuerza de respuesta a un nivel constante.

Principales características de los amortiguadores hidráulicos MAURER:

  • No hay fugas gracias a un sistema de sellado triple que impide el desgaste y la fatiga
  • Protección del dispositivo y de la estructura mediante una eficaz función de limitación de fuerza con un sistema especial de válvulas
  • Menos desplazamientos y fuerzas en el sistema con exponentes de amortiguación de 0,04 a 1,0
  • Bloqueo inmediato tras un desplazamiento provocado por fuerzas operativas de por lo menos 1 a 3 mm, gracias una alta rigidez que se consigue por la baja compresibilidad del aceite hidráulico
  • Rendimiento óptimo en cualquier zona climática Funcionalidad prácticamente independiente de la temperatura en el rango de entre - 40 y + 40°C
  • Diseño optimizado con marca CE, no requiere mantenimiento en absoluto
  • No hay escapes a largo plazo en su estado de reposo pues el MHD está pretensado y no se encuentra bajo una presión importante
  • MAURER ofrece amortiguadores semiactivos adaptados especialmente a las necesidades de los cables de puentes atirantados y de los amortiguadores de masa sintonizados

Amortiguadores semiactivos:

Los amortiguadores semiactivos de MAURER están dotados de un fluido magneto-reológico cuya viscosidad se puede controlar mediante un campo magnético modificable electrónicamente. De esta manera, el comportamiento de amortiguación puede modificarse continuamente según algoritmos fijados individualmente, con tiempos de reacción muy cortos y un consumo de energía muy bajo. Esto permite optimizar las deformaciones y las fuerzas de apoyo.

Amortiguadores histeréticos de acero: MSHD

La deformación plástica del acero es uno de los mecanismos más efectivos para la disipación de la energía, tanto desde el punto de vista económico como del técnico. En los años setenta surgió la idea de utilizar amortiguadores histeréticos de acero para disipar grandes proporciones de la energía sísmica. Se diseñaron confeccionaron disipadores de acero en muchas variantes. Entre sus ventajas se puede mencionar su alta fiabilidad, su funcionalidad independientemente de la temperatura y de la velocidad aplicada, su alta resistencia al envejecimiento, que no necesita mantenimiento y que sus costes son limitados. Sin embargo, su desventaja más grande es su limitada capacidad de asimilar grandes desplazamientos como es necesario en estructuras, en particular puentes, construidas en regiones de alta actividad sísmica. MAURER hizo frente a este desafío desarrollando y testando experimentalmente dos tipos de amortiguador histerético de acero. La disipación de energía se logra sometiendo los elementos histeréticos a dos diferentes desplazamientos, el movimiento axial y la torsión.

Amortiguadores compactos de acero: MCSD

El amortiguador compacto de acero de MAURER está patentado y actúa en una dirección (tracción y presión) con capacidad de resiliencia. La ventaja frente a los "buckling restrained braces" convencionales es que es tres veces más compacto en dirección longitudinal.

Principales características de los MCSD

  • Diseño muy compacto
  • Fiabilidad
  • Capacidad de desplazamiento elástico de hasta +/-50 mm
  • Capacidad de desplazamiento plástico de +/- 300 mm
  • Vida útil superior a los 100 años
  • Alta resistencia al envejecimiento y al desgaste
  • Alta rigidez bajo cargas operativas
  • Resistencia contra hasta tres criterios de evaluación sísmica
  • Económicos

Amortiguadores de acero con recentrado en dos sentidos de actuación: MRSD

Los MRSD se usan en puentes y edificios pudiendo combinarse con apoyos deslizantes para la transmisión de cargas. La disipación de energía relativamente alta se logra mediante elementos de acero de geometría específica que se someten a una deformación plástica en dependencia con el valor de desplazamiento. Esos elementos generan el recién entrado necesario de la estructura según la deformación correspondiente. Se pueden amortiguar fuerzas extremadamente altas (de 2.000 kN y más) en caso de desplazamientos de gran magnitud de hasta +/- 1,5 m y mayores. Gracias a la rigidez que varía en función de la amplitud del desplazamiento y del gran incremento de fuerza al final de la capacidad de movimiento, se reduce los desplazamientos estructurales hasta en un 30% en comparación a los amortiguadores histeréticos convencionales, a los amortiguadores hidráulicos o a los apoyos de péndulo de aislamiento deslizante. De esta manera, los amortiguadores son estupendos como disipadores de recentrado para el aislamiento sísmico de edificios/puentes, así como en los refuerzos diagonales de edificios.


MARTI: Aislador de torsión adaptable de recentrado

MARTI (adaptador de torsión adaptable de recentrado de MAURER) es una combinación de un aislador de superficie de deslizamiento y de un amortiguador histerético. El aislador de superficie de deslizamiento transmite las cargas verticales, al tiempo que presenta una gran flexibilidad horizontal y una reducida amortiguación por fricción. El amortiguador histerético complementa la funcionalidad del MARTI proporcionando amortiguación adicional y recentrado. El amortiguador histerético es idéntico al MRSD.

Contacto oficina central

MAURER SE
Frankfurter Ring 193
80807 Munich
Alemania
Phone +49. 89. 32394-0
Mail