Apoyos estructurales

Los puentes y las superestructuras llevan a menudo una vida muy estresada pues están sujetos a vibraciones, rotaciones y fuerzas elevadas. Los apoyos estructurales MAURER garantizan en muchos lugares del mundo que tales impactos no conlleven consecuencias durante el mayor tiempo posible. Con el propósito de garantizar la calidad y longevidad de nuestros productos, apostamos siempre por la máxima precisión, una monitorización continua y una cooperación estrecha con los institutos estatales de ensayo de materiales durante el proceso de producción.
Los apoyos transmiten las cargas verticales y horizontales desde la superestructura a la estructura inferior, permitiendo rotaciones y desplazamientos relativos donde fuera necesario. Dependiendo de su capacidad para compensar tales desplazamientos y para transmitir las fuerzas horizontales, los apoyos pueden dividirse en los siguientes tipos:

  • Fijo: El apoyo transmite las fuerzas horizontales externas tanto en dirección longitudinal como transversal, permitiendo rotaciones pero no los desplazamientos.
  • Deslizante guiado: El apoyo se acomoda para desplazamientos en un sentido y transmiten las fuerzas horizontales externas en el otro sentido, permitiendo rotaciones.
  • Deslizante libre: El apoyo se acomoda para desplazamientos en ambos sentidos, permitiendo rotaciones pero no la transmisión de fuerzas horizontales.